La Privatización del Agua- Ymani Carmichael

Ymani Carmichael, Un Estudiante de Español IV

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






La película “También la lluvia” aborda el problema y muestra las consecuencias del concepto de privatización del agua. La película tuvo lugar en Cochabamba, Bolivia, y también fue un suceso real en 1999, y mostró cómo el gobierno elevó el precio del agua a una cantidad que no muchas personas que viven allí podían permitirse. Fue muy triste porque los ciudadanos que luchaban por no poder alimentar y mantener a sus familias y seres queridos con agua básica comenzaron a desordenarse. La policía se involucró y se volvió violenta entre las personas que vivían allí y el gobierno. Estaban molestos porque no iban a poder pagar las necesidades básicas como el agua, porque el gobierno decidió subir los precios. La privatización del agua es muy similar a esta situación. La privatización del agua ocurre cuando una gran empresa compra, opera o controla instalaciones de agua públicas. Pueden controlar el precio del agua, cuando aumenta o disminuye, y a menudo deja a las personas con facturas más altas. Hacer esto en un país donde su economía no es tan buena como la nuestra podría ser mortal y ese es el propósito de la película y eso es lo que la película está tratando de mostrar. En este pelicula, el gobierno no les pagó a los ciudadanos mucho dinero y elevó el precio del agua. El agua es un recurso público tan importante, ¿por qué tratar de poseerlo y controlarlo?

Disfruté mucho de la película y creo que hizo un buen trabajo demostrando cuán malos pueden ser los efectos para los cambios en la economía y la vida, como la privatización del agua por parte de grandes empresas y cuán mortal puede ser.  En un debate en clase sobre la privatización del agua,los estudiantes que afirmaron que la privatización del agua fue algo positivo trajo muchas estadísticas y hechos concretos sobre por qué el agua debería privatizarse, lo que hizo fuertes sus argumentos, pero los estudiantes que afirmaron que la privatización del agua fue negativa trajeron muchas moralejas que las personas tienen acerca de que todos tengan las mismas oportunidades, lo que también fortaleció su argumento. Creo que la privatización del agua es un concepto global negativo para los países pobres, e incluso para los países que no son pobres, a pesar de sus efectos algo positivos en la investigación, como la distribución mejorada del agua, facturas más bajas para los clientes y otras medidas de ahorro. No estoy de acuerdo con que el agua sea propiedad de nadie, debe compartirse públicamente porque es una necesidad de la vida.